Envia tu pregunta

Envia tu pregunta a preguntas.de.arte@gmail.com Puedes hacerte amigo en facebook www.facebook.com/pages/preguntas-de-arte/188783107818401 Pueden ver la entrevista que me hicieron en el programa CV Bien del canal 24 de Puerto Rico http://www.youtube.com/watch?v=3YztfjfGL6E&feature=player_embedded



Visita el blog de Javier Dominguez aqui, http://javierdominguezvalencia.blogspot.com/



Miembros

martes, 13 de julio de 2010

Arte comercial, versus, arte plastico


Tilsa Tsuchiya, Machu Picchu, 1970

Tilsa Tsuchiya, Tristan e Isolda, 1974-75

Tilsa Tsuchiya, El Mito del Guerrero Rojo, 1976
Como se valoriza la estética y armonía que genera una pieza que, aunque no es autentica, produce un gran agrado visual y encaja perfectamente en nuestra sala, biblioteca, oficina, versus, contar con una pieza que no produce el mismo efecto, aunque sea única y autentica. Por pieza ‘no autentica’ no me refiero necesariamente a piezas de poco valor económico, sino generalmente hechas por autodidactas, no académicos y sin mayor instrucción artística. ¿Podría el arte denominado 'comercial' llegar a emocionar más que el 'arte académico'? Entiendo que no hay respuesta universal a esta inquietud y que cada persona tiene su propia interpretación pero me gustaría conocer tu opinión. Paco, Lima, Perú


Estimado Paco, que buena pregunta. El grado de instrucción de un artista no determina la clase de obra que hace. Hay artistas que han estudiado en Bellas Artes y hacen arte comercial y hay autodidactas que hacen obras de artes plásticas o artes visuales, al que tú llamas arte académico. El autodidacta más famoso que existió es Henry Rousseau. En el Perú tenemos artistas como José Carlos Martinat, que hace arte de vanguardia, Christian Bendayan, Jose Luis Palomino, artistas de arte Pop, y Susana Torres, que hace arte conceptual, arte político y arte pop, quienes no tuvieron formación académica, sin embargo, hacen obras de artes plásticas y son considerados buenos artistas. El artista más grande autodidacta del Perú quizás fue Mario Urteaga.

Jose Luis Palomino, La Peor Carrera de mi Vida, 2012

Jose Luis Palomino, The Car, 2013

Jose Luis Palomino, Muack, 2013
Las obras comerciales son los cuadros de paisajes, bodegones, o abstractos que la principal razón por la que fueron hechas es para decorar. La función principal de una obra de las artes plásticas es dar una emoción, basada en la creatividad. El precio del arte comercial en muchos casos es más caro que el de artes plásticas, porque hay galerías de arte comercial que venden cuadros en $3,000 US y por un precio menor se puede comprar una buena obra de un artista plástico. Otra diferencia es que el precio de la obra de artes plásticas sube con el tiempo. Un artista emergente se vuelve reconocido y el precio de sus obras sube muchas veces más de lo que costaba originalmente, lo que no pasa con el arte comercial. Para darte un ejemplo Tilsa Tsuchiya (foto, El mito del Guerrero Rojo) vendía sus obras en $4,000 US ahora sus obras se venden en $120,000 US en las casas de remate de New York. Como regla general, el precio de un artista regular se triplica en 15 años. Si es un artista que viene a ser reconocido, se puede multiplicar por 30 en 20 años. Al final, la compra temprana de obras de un buen artista resulta una muy buena inversión.

Creo que hay arte comercial que si puede llegar a emocionar, pero el arte plástico te hace asombrar y dar una emoción a veces inexplicable. Además, se ha comprobado que el arte plástico quita el estrés, puedes trabajar más y cansarte menos. Otra diferencia entre el arte comercial y el arte plástico es que el arte plástico da personalidad al ambiente, mas el arte comercial sólo decora y es un objeto más, como una lámpara o una mesa. No es malo tener obras comerciales en casa, compra lo que te gusta, te puede emocionar más que el arte plástico, eso no es problema, es cuestión de gustos. Sin embargo, creo que antes de uno adquirir una obra, es favorable ir a museos, galerías y ver lo que hay allí para apreciar las diferencias. La estética y la armonía la valoriza el que adquiere la obra y si te sientes contento con las obras comerciales, sigue comprándolas. Gracias por tu pregunta Paco, espero haber aclarado tus inquietudes con mi respuesta.

Augusto Chimpen


Tilsa Tsuchiya, Paraíso, 1971
Tilsa Tsuchiya, Mito de los Sueños, 1976

Tilsa Tsuchiya, Mito del Pájaro y las Piedras, 1975

Tilsa Tsuchiya, Mito de la Mujer y el Árbol
Tilsa Tsuchiya, Mito de la Mujer y el Viento, 1976








7 comentarios:

  1. Estimado Augusto:
    Mas que una pregunta me interesa partir por felicitarte, lo que estas haciendo es una gran contribución a la cultura, en paises como el nuestro, todavia no se le ha dado espacio a estos temas que no solo sirven a los escolares secundarios sino tambien a los de nivel universitario y por supuesto a la cultura general de cualquier ciudadano, te reitero mi felicitación y te dejo mi compromiso de difundir tu blog dentro de mis amistades. un abrazo

    Arturo
    Stgo de Chile

    ResponderEliminar
  2. Esta respuesta me ha satisfecho mucho más que otras. Muy bien expresada. Muy objetiva. Será que yo como varios artistas de mi entorno, que no es chico, somos autodidactas...
    Saludos,
    Anahí

    ResponderEliminar
  3. Nora Balvín Lazo24 de mayo de 2011, 9:29

    Hasta el día de hoy, sabemos que el ARTE OFICIAL está hecho para ser entendido por los "entendidos en la materia". Por lo tanto, no es ningún pecado que "las otras artes de mayor demanda comercial", puedan conmmover e interactuar con el gusto y los bolsillos de "los otros consumidores".

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones gran blog, a partir de hoy sera una de mis paginas obligadas.

    Gracias por responder mis preguntas.

    ResponderEliminar
  5. Se te olvido mencionar a Marcelo Wong dentro de los ultra comerciales para decorar clubs, discos nice y lindas casitas de Asia

    ResponderEliminar
  6. Creo que en este mundo post moderno todo es comercio; así que no se de donde sacas esa diferencia entre comercial y el plástico, el plástico también es comercial. Ahora bien dentro del circuito artístico hay circuitos oficiales que son los artistas que están en ferias y bienales, que terminan siendo los mas afamados como un "arte" de segunda división (Si lo pudiéramos comparan con el fútbol) que se conforma por aficionados que pintan sus cositas.

    Ahora bien en la historia del arte ha habido casos donde estos aficionados salieron del anonimato para pasar al circuito artístico oficial, tal es el caso de Henri Rousseau quien vivió este cambio gracias Picasso.

    Otra cosa el orgullo netamente artístico espera siempre sorprender y para mi eso es lo que justamente hace de una obra artísticas, la sorpresa, muy aparte de las ventas.

    ResponderEliminar
  7. yo creo que para ser un artista tiene que tener un sello personal que se diferencie de los demás, no importa el estilo, el artista tiene que crear un mundo propio que transmita al espectador sus sentimientos eso hará que este se identifique con el artista

    ResponderEliminar